sábado, 21 de febrero de 2009

Ya no escribo

Mi literatura era tan mala,me he creado tantos enemigos y evolucionado tan poco y tan lentamente que ya no escribo, homenajeare a poetas consagrados,comere napolitanas de chocolate,tomare el sol en la plaza de la rana mientras leo el periodico o una buena novela argentina , pero ya no escribo.Prefiero ser un pobre mil eurista a un poeta malo y perderme en tus ojos rasgados y compartir secretos de uvas jumillanas a peras moravas,pero ya no escribo.Me he quitado un peso de encima, una cadena de los tobillos,la adrenalina de los cojones , la piedra de la cabeza, el grillo del patio y lo he matado a zapatazos como el garrulo murciano que soy y a mucha honra.
QUISIERA ESTAR SOLO EN EL SUR
Quizá mis lentos ojos no verán más el sur de ligeros paisajes dormidos en el aire, con cuerpos a la sombra de ramas como flores o huyendo en un galope de caballos furiosos.
El sur es un desierto que llora mientras canta, y esa voz no se extingue como pájaro muerto; hacia el mar encamina sus deseos amargos abriendo un eco débil que vive lentamente.
En el sur tan distante quiero estar confundido. La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta; su niebla misma ríe, risa blanca en el viento. Su oscuridad, su luz son bellezas iguales

No hay comentarios:

Publicar un comentario